21 de junio de 2018
Fitness Press Deportes & Cía Fitness Wear Publicidad Resultados Suscripción Contáctenos
Edición Número 14

Physio-Reformer, un equipo diferente.
Verónica Ponieman creadora incansable nos presenta
Physio Reformer, pensado para clientes con necesidades especiales.
"

Por Verónica Ponieman*

Una colega a quien admiro y respeto muchísimo, Mariela Ruggeri, me mostró y me introdujo a un equipamiento que me llamó mucho la atención, el Clinical Reformer. Con la experiencia que he obtenido en mi propio estudio, al trabajar con personas de la tercera edad y en post-rehabilitación, me di cuenta de que este equipamiento era una herramienta que necesitaba. Sin embargo, precisaba hacerle un par de modificaciones que, a mí entender, me simplificaban el trabajo con este tipo de clientes.
Michael King siempre dice: “Uno debe adaptar el ejercicio según el cliente y nunca tratar de hacer que el cliente encaje en el ejercicio”.
En mis dos estudios de Pilates, del barrio de Palermo, tengo los equipamientos posibles para trabajar con todo tipo de clientes, utilizando las herramientas necesarias que están mi alcance… pero quería tener algo más específico.
Así es como con Andrés Forcelli, de Concepto Inteligente, el fabricante y desarrollador de los equipos VP by Concepto creamos el Physio-Reformer, que cuenta con varias características especiales. La primera de ellas, y un requerimiento personal por mi experiencia, se refiere a la altura del equipo. El equipo que conocí es alto como el Cadillac o el Trapecio para facilitar el trabajo de los fisioterapeutas. Pero, cuando en las sesiones me encuentro con clientes mayores observo que se les presenta la complicación de poder subir o bajar de los equipos, ya que si son muy altos no llegan tan cómodamente y, por otro lado, al intentar subirlos a un Reformer tradicional, éste es demasiado bajo y realizan mucho esfuerzo.

El Physio-Reformer tiene una altura intermedia entre el Cadillac y el Reformer tradicional. Posee también una barra de pies o footbar mucho más ancha y de desplazamiento lineal y angular a lo largo de todo el equipo, que puede ser utilizada tanto en el empuje como en la tracción.

Esta barra nos permite también enfocarnos en el ajuste acertado de la alineación de la persona. “La alineación del cuerpo es uno de los conceptos más aplicados y utilizados en la Técnica Pilates. Ella nos permite un trabajo seguro y eficiente, logrando la máxima economía de gesto (muy relacionada con el control y la precisión)” afirma Carolina Fernández, educadora de MichaelKingPilates®.
El torso posee una importancia primaria y fundamental en la realización armónica de los movimientos, mucho más aún cuando hablamos de las clases de Pilates. El torso siempre debe trabajar estabilizando y alineado. Es una relación intrínseca entre el eje vertical (axial) y los ejes horizontales de los hombros entre sí, y de cadera a cadera. Podemos describirlo como un rectángulo o una caja, en la cual los puntos de encuentro de la misma, es decir sus vértices, son muy importantes para que las distancias y alturas se encuentren alineadas. Muchas veces al hacer una observación a nuestros alumnos veremos que esos puntos se encuentran alterados (desalineados) en su posición.
La columna debe trabajar en posición neutra. Es decir, respetando las curvas naturales, creando para este fin el reconocimiento y la conciencia de los segmentos, sus curvas y puntos de apoyo, y desarrollando el tono muscular y la flexibilidad necesaria para sostener y articular la columna, respetando estas curvas.
También es vital el apoyo del sacro para liberar las vértebras lumbares de la rectificación y la respiración como elemento trascendente en la estabilidad del torso.
Otra de las incorporaciones al equipo de Physio Reformer es una pedalera doble con rotación para trabajar la propiocepción del cuerpo.
Uno de sus usos posibilita trabajar ante la presencia de una diferencia en altura de crestas ilíacas dada, por ejemplo, por una escoliosis, que aunque tenga diferentes o múltiples causas de origen, nos ayudará a que la barra absorba esa diferencia y se pueda trabajar con alineación en su pelvis. Entonces, al momento del empuje, el alumno puede efectuar su movimiento ante la alineación pelviana, prestación que no nos facilita un Reformer con barra de pies común.
El alumno con presencia de escoliosis seguramente posee una “pierna más corta que la otra”. Esa característica se da por la desigualdad real de la longitud de los miembros inferiores, o bien por la retracción de los músculos de la columna que provocan la elevación de la cresta y, por consecuencia, la pierna de ese lado (corto) se “arrastra” y se observa más corta (esto lo exponemos a grandes rasgos ya que la escoliosis es un tema para desarrollar con más profundidad).
También como los pedales se mueven hacia delante y hacia atrás, cuando hacemos el apoyo de muñecas, nos permite trabajar con un ángulo más amable y menos agresivo para quienes sufren en esta articulación.
Un accesorio que incorporamos, y que también puede ser utilizado en otros Reformers, es la tabla con discos rotadores, que permite trabajar la rotación interna y externa, tanto en caderas como en hombros, fortaleciendo la musculatura y logrando mejoras notables en la estabilización de dichas articulaciones.
Con todas estas incorporaciones, el repertorio se incrementa al doble, brindándonos una versatilidad y variabilidad para trabajar con todo tipo de clientes y que podamos adaptar los ejercicios a la persona, sin que el equipamiento nos limite.

Ejercicios sugeridos con Physio Reformer
A continuación, les mostraremos algunos de los ejercicios posibles con este maravilloso equipamiento.

Ejercicio 1

Bisagra con remos o Hinge with rowing.

Ejercicio 2

El Cien o The Hundred.

Ejercicio 3

Puente de hombros o Shoulder bridge.

Ejercicio 4

La Sirena o The Mermaid.


Satisfacción Garantizada
“El Physio-Reformer nos pone un paso más cerca de la Técnica de J. Pilates: Contrología. Joseph H. Pilates, con su visionario ingenio, se convirtió en un creativo en la evolución e involución del cuerpo humano, y hoy día, en su honor, se sigue reinventando en el legado de los nuevos genios y maestros de su arte, tanto en la forma en que cada escuela metodiza la técnica como en las reformas hechas a sus ‘máquinas’ o ‘herramientas’ de estudio.
Las modificaciones realizadas a la barra móvil, la inclusión de la barra de propiocepción y la tabla twist en el Reformer significan una ampliación en el espectro de versatilidad, que hasta ahora tenía una herramienta tan funcional como el Reformer, tanto en el abordaje de patologías osteomusculares, en miembros inferiores (tobillo, rodilla, cadera) y superiores (hombro, codo, muñeca), aportando nuevos desafíos de control, equilibrio y coordinación entre otros. Un claro ejemplo de ello sería usar la barra de propiocepción aplicando la descarga progresiva de los pesos, evidenciando la dominancia de la fuerza de cierto grupo muscular, la estabilidad de una articulación y la movilidad específica de cada segmento. Esto permite realizar enfoques más definidos en la terapéutica, a la vez que ofrece mayor cantidad de retos y potencia los resultados en los objetivos de terapias donde se aplica la técnica Pilates”.
Juana C. Velásquez. Fisioterapeuta FUMC. Instructora de Pilates Medellín/Colombia.


*
Veronica Ponieman-Educación Continua Latinoamérica
VP Studio Pilates Internacional supported by Michael King Pilates.
Billinghurst 1709, Alto Palermo, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
4826-1771// Mansilla 2934, Barrio Norte, Ciudad Autónoma de Buenos Aires 4962-5042.
www.personalpilates.com.ar

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El método
Todo lo que Usted quería saber de Pilates y nunca se atrevió a preguntar

Respuestas necesarias para conocer en profundidad el Método Pilates.
Por Patricia Ávila*

-¿Si el Método Pilates es uno solo por qué hay tantas diferencias?

-Muchas son las dudas que se generan en los instructores, y aún más en los alumnos, cuando descubren que hay diferencias en las clases de Pilates al cambiar de un estudio a otro. Esto ocurre porque hay diferencias entre las escuelas que dan capacitación: algunas siguen fieles al método original y otras introducen cambios y modificaciones fundamentándolos.
El problema existe cuando no hay una buena capacitación y no hay fundamentos para tomar una decisión correcta y se confunde el estudio de Pilates con la sala de musculación.
En base a mi capacitación con distintas escuelas, en las que aprendí las similitudes y diferencias entre ellas con fundamentos biomecánicos y fisiológicos, me parece importante “dar un poco de luz” a tanta oscuridad que hay en el mundo de Pilates.

-¿Cuándo se debe inhalar y cuándo exhalar?

-Joseph Pilates decía que inhalamos cuando nos alejamos del centro para darle más aire a la columna (es el momento de mayor elongación axial), y volvemos exhalando porque es el centro el que nos trae de vuelta.
Las escuelas como Polestar o Pilates Institute proponen en el footwork exhalar al empujar el carro ya que, por lo general, los alumnos principiantes hacen respiración accesoria, y levantan los hombros al inhalar o no tienen todavía control del centro ni estabilidad lumbar o pélvica.
Como la exhalación ayuda a controlar la estabilidad de la columna, exhalando al empujar el carro, se evita que aumenten la lordosis lumbar al ir hacia atrás.
Cuando el alumno aprende a respirar correctamente y controla su centro puede inhalar al empujar el carro, la forma de respirar que indicaba J. Pilates en sus clases.
En el Método Pilates se trabaja con resortes y la parte más importante no es cuando empujamos el carro sino cuando resistimos la vuelta, la parte excéntrica del trabajo. Si entendemos que la vuelta del carro debe ser resistida por el trabajo excéntrico de los cuadriceps es ahí donde vamos a exhalar.
Lo fundamental es hacer la respiración desde el centro, desde la faja abdominal, activar correctamente los músculos abdominales transversos y el piso pélvico consiguiendo así mantener estable la región lumbo-pélvica durante la ejecución de los ejercicios. No debemos olvidarnos que más importante que cuándo inhalamos o exhalamos es cómo lo hacemos.

-¿Clases lentas o clases dinámicas?
-Una clase puede estar enfocada en la técnica y ser más lenta, o con menos ejercicios, y otra puede centrarse en la fluidez con una dinámica más rápida.
Cuando nos enfocamos en la técnica la clase es más lenta porque buscamos precisión en la ejecución de cada ejercicio. El instructor asiste con indicaciones verbales y con ayudas táctiles o imágenes visuales para que el alumno pueda mejorar la ejecución de un ejercicio.
Por otra parte, en una clase enfocada en la fluidez, usamos pocas consignas verbales, las mínimas, para que el alumno ejecute el ejercicio, se conecte con su centro y fluya a través de la secuencia sin perder esa conexión.
Estas clases son para alumnos que ya conocen los ejercicios que le vamos a dar y buscamos eficiencia. Si buscamos fluidez, hay que dejar de lado algunas correcciones para otro momento, aunque sin olvidar la seguridad.

-¿Le debo dar mucha información al alumno para que realice los ejercicios correctamente o le explico lo menos posible?

-El instructor es el resorte más dinámico de la clase ya que puede dar asistencia, presentar desafíos y ayudar a que la persona se conecte con su centro.
Nuestro objetivo al enseñar es llevar al alumno a una rutina y dejarlo solo. Y, cuando el alumno aprende a conectarse, ir alejándonos de él para que logre su independencia y no necesite todo el tiempo nuestras indicaciones y ayudas.
Si la persona conoce el ejercicio no es necesario explicarlo cada vez. No hay que dar consignas desde el primer momento: primero hay que ver cómo se mueve el alumno, (como si fuera un inversor del que necesitamos ver cómo se maneja con el dinero y, luego, hacer la inversión).
La corrección siempre se hará con posterioridad a que lo veamos moverse. Se debe corregir lo más importante y luego volver a dejarlo solo observándolo desde lejos, esperando que logre cada vez más independencia.
Hay que tratar siempre de enfatizar lo que hizo bien para que gane auto confianza ya que, si sólo señalamos lo que hace mal, es probable que el alumno se frustre y no quiera venir más.
El cuerpo tiene que disfrutar con la clase… Si a una persona le damos continuamente mucha información lo único que logramos es que preste atención a nuestras palabras y no a lo que está pasando con su cuerpo y su mente.

-¿Mat, Reformer, o circuito?

-Una auténtica sesión del Método Pilates debe incluir no sólo ejercicios en Reformer sino en todos los equipos y en Mat.
Lo ideal para una persona sana que se inicia con el método es comenzar con el Reformer, luego pasar al Cadillac, que agrega un repertorio muy beneficioso para personas con espalda poco flexible. Cuando avanza en su entrenamiento incorpora el Chair, que es uno de los aparatos más desafiantes y es excelente para trabajar el centro de energía, potenciando el control, el equilibrio. El Ladder Barrel fortalece el centro y la columna, es excelente para estirar la columna, y tiene un muy buen repertorio para introducir ejercicios de nivel intermedio y avanzado del Reformer.
La colchoneta es una pieza fundamental de Pilates y es muy importante conocer el repertorio de Mat y organizar nuestras clases con ejercicios que incluyan ejercicios en equipos y en Mat.

-¿Columna neutra o columna plana?

-Cuando uno está de pie, la columna neutra es la que conserva todas sus curvas naturales. Cuando uno está acostado, debido a la fuerza de gravedad, la correcta alineación de la columna es más difícil de establecer. Se debe tratar de alargar la columna y lograr el apoyo de la misma a partir de este estiramiento y del control del powerhouse llevando el ombligo a la columna, y respetando las curvas de esa persona. No tenemos que buscar la columna perfecta sino la movilidad y la buena función de la misma. Lo que se debe buscar es una pelvis alineada y estable con las espinas ilíacas anterosuperiores alineadas con el hueso púbico, y que la columna se alargue.

-¿“Rutinas originales” o “Variantes del método”?

-Existen muchas controversias con el armado y la planificación de las clases de Pilates. Los más conservadores y fieles al método original respetan las rutinas originales de Reformer, Mat y/o Cadillac. Otros toman del método algunos ejercicios y arman sus clases con diversos criterios y, a veces, difieren sustancialmente con las que daba Joseph en sus estudios.
No cabe duda de que es muy importante conocer cuáles eran las rutinas que enseñaba Joseph Pilates, pero mucho más importante es entender la lógica y el por qué de esa secuencia y/o progresión en los ejercicios de las rutinas.
En las rutinas del Método Pilates (Mat y Reformer) el orden de los ejercicios responde a un fluir a través de distintos patrones de movimiento. La progresión de los patrones de movimiento de flexión, extensión, inclinaciones laterales y rotaciones. Además de este fluir por patrones de movimiento es importante respetar la progresión de trabajo de manera que la carga esté primero cerca del centro para ir alejándonos y llevando la carga cada vez más lejos de él. Los momentos de mayor intensidad de las rutinas y cuándo y cómo “aterrizar” o volver a la calma. La constante curva C y los momentos de la misma.
Entendiendo todo esto podemos salir de la rutina sin perder el camino, sin apartarnos del legado y de la tradición, que nos garantizan el éxito y un buen resultado, y que nos permiten potenciar y guiar la capacidad del individuo de progresar constantemente.

-¿Muchas repeticiones o pocas repeticiones?

-J. Pilates decía que cuando los músculos se agotan se envenenan. En el Método Pilates se busca lograr eficiencia bajando la cantidad de repeticiones y aumentando la calidad en la ejecución de los ejercicios. Esto es así porque, suponiendo que el ejercicio se practique correctamente, los músculos se trabajan de una forma tan precisa y eficaz que es innecesario ir más allá. Nos centramos en la calidad del movimiento no en la cantidad; si hacer un mayor número de repeticiones nos va a llevar a una ejecución incorrecta, será mejor bajar el volumen de trabajo.

*
Patricia Ávila es instructora del Método Pilates y obtuvo su certificación internacional con las escuelas Polestar y Phisiopilates y por Michel Miller, además de haberse capacitado con Michael King en Mat, Reformer y Remedial, y One to one. Comenzó su capacitación en el año 2000 en Mat y en 2001 en equipos y, desde entonces, se ha dedicado a transmitir su pasión por Pilates.
Actualmente brinda cursos de capacitación en Argentina, Chile y Uruguay y dirige cuatro estudios de Pilates, donde ha logrado excelentes resultados en alumnos de todas las edades y capacidades.

Lafinur 2912.           Tel.: 4801-5023 www.area-pilates.com.ar
Av. Elcano 3466. Tel.: 4554-9707.
Mendoza 1833 1º. Tel.: 4786-0690. www.contrology.com.ar
Maipú 859 PB. Tel.: 4314-0867. info.autenticopilates@gmail.com

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Alto Rendimiento
Pilates en disciplinas de alto rendimiento
Los ejercicios de Pilates también se lucen en las rutinas de alto rendimiento
.
Por Rosario Iuzollino*

Todos conocemos cómo se originó el Método Pilates: en un campo de reclusión durante la Primera Guerra Mundial para colaborar en la recuperación de los soldados. Sin embargo, este Método surgió mucho antes, cuando su creador Joseph H. Pilates, entusiasta y obsesionado por los cuerpos esbeltos, practicaba ejercicios, aplicándolos en rutinas de alto rendimiento para mejorar su estado físico. Joseph fue muy inquieto y se desempeñó en diversas actividades como Instructor de Artes Marciales del Cuerpo de Milicia Alemana, entre otras.
Muchos años después de la finalización de la guerra trabajó como trapecista, boxeador y fue convocado para entrenar a la Policía de Hamburgo.
Hoy en día, los preparadores físicos incorporan en su rutina de entrenamiento ejercicios del Método Pilates. Un buen ejemplo son los deportes de alto rendimiento que utilizan su centro de energía para potenciar sus golpes, tales como las artes marciales, el taekwondo, el tenis, el voley, el golf, etcétera, ya que sosteniendo la estabilidad y la alineación del cuerpo realizan los movimientos con mayor precisión.

Una dupla confiable

Según las estadísticas, en los accidentes de los deportes, dominan las patologías y las lesiones del aparato locomotor. Sabemos que el acortamiento y el debilitamiento de los músculos provoca un desequilibrio entre los tónicos (profundos o posturales) y los fásicos (superficiales o movilizadores). Joseph Pilates ideó su rutina en función de lograr mantener este equilibrio muscular:
estirar los tónicos y entrenar los fásicos. Logrando un mayor tono muscular y una menor sobrecarga sobre los huesos y las articulaciones.
El aplicar en forma conciente los principios básicos del Método, no sólo en el deporte de alto rendimiento sino también en la vida cotidiana, contribuyen a reforzar la zona media o sea el Centro de Fuerza (músculos posturales que abarcan desde hombros a cadera). Podemos enumerar infinitos beneficios, entre los que mencionaremos: mayor rendimiento cardiovascular, mayor capacidad respiratoria, movilidad articular, flexibilidad muscular, aumento de la densidad ósea, aumento de la fuerza y la resistencia y menor riesgo de lesiones.
Si bien el Método consta de una rutina básica de tres niveles en Mat y en equipamientos se puede lograr una gama increíble de combinaciones de ejercicios y, sobre todo adaptarlos, a cada disciplina. Obviamente que si hablamos de alto rendimiento aplicaremos ejercicios super avanzados y dinámicos que comprometan aún más la concentración para lograr equilibrio, coordinación, fuerza y resistencia.
La rutina puede combinar ejercicios de Mat, Reformer, Trapecio, Chair, Corrector, Ladel Barrel y elementos.
Las clases deben ser dinámicas y desafiantes para los alumnos y finalizar con estiramientos.
Lo sorprendente de este Método es que cuenta con ejercicios de progresión, ofreciéndonos a los instructores la posibilidad de armar diferentes niveles de rutinas, según la condición física y la necesidad de nuestros alumnos.

La rutina de una clase consiste en:

  1. Entrada en calor: activar la circulación y la movilidad articular.

(Cien. Footwork. Roll up. Círculos a una pierna.)

  1. Segmento principal: estabilidad, flexibilidad y fuerza del núcleo. Capacidad de reforzar y estirar al mismo tiempo.

(Serie de Abdominales. Serie de Navajas. Serie Acuática. Patadas laterales. Control. Estrella. Serpiente. Estiramiento de tendón. Backstroke. T-press.)

  1. Estiramiento y vuelta a la calma: lograr la relajación muscular para evitar fatiga y stress.

(Estiramiento de Columna. Elefante. Mono. Sierra. Running. Tendon streech.)

Los ejercicios de estiramiento, elongación y fuerza responden al objetivo de optimizar la flexibilidad, resistencia, equilibrio y relajación, que al momento de enfrentar una situación de riesgo y/o stress dependiendo de la acción que se realice favorece a incrementar el rendimiento y a evitar posibles lesiones.

*
Profesora de Gimnasia. Instructora de Fit Pilates Mat y Profesora de PILATES REFORMER certificada en Romana Pilates, New York y Michael King Institut, Londres.
www.hcpilates.com.ar




PILATES ON THE BALL
8 y 9 de AGOSTO
Mas Info...

 

 

 Inicio | Fitness Press | Deportes & Cía | Fitness Wear | Publicidad | Quién es quién | Pilates
Calendario | Newsletter |  Ediciones anteriores | Suscripción | Contáctenos  
 © 2004-2018 Revista Cuerpo y Mente en Deportes. Todos los derechos reservados. Desarrollado por Fitness360. Powered by Gustavo Troisi